En España ser empleado público tiene ventajas, inconvenientes y límites. Ente los activos de estos profesionales está lo vitalicio del empleo, aunque los niveles de interinidad y temporalidad laboral crecieron hasta el 40% de la plantilla que sirve intereses públicos. Inconvenientes, para la cúpula funcionarial, son que ganan menos que en sus despachos o empresas. Los límites los pone el EBEP (Estatuto Básico del Empleado Público), Ley 53/84 más normas posteriores que la desarrollan.
Esencialmente, quienes trabajan para las administraciones no pueden desarrollar actividades lucrativas distintas a sus funciones dentro y fuera de su horario laboral sin la debida ‘autorización de compatibilidad’. Esta se otorga por los superiores naturales de quienes la piden. A cambio deberá renunciarse a extras dinerarios mensuales por exclusiva laboral o dedicación plena.
Jueces, Fiscales, y Letrados de la Justicia -por ejemplo- sufren las más estrictas incompatibilidades. Apenas se les permite la docencia, publicar libros o artículos.
Se preguntarán algunos: ¿Por qué un detective escribe sobre éstas incompatibilidades?. Sencillo: se incorporaron nuevos ilícitos al Código Penal (tráfico de influencias, modalidades de cohecho, blanqueo de capitales, tipos societarios..) que sitúan como imputados a funcionarios codiciosos, desalmados o literalmente criminales. Además, actuaciones desviadas de este colectivo incurre en competencia desleal, falsedades, fraude, delitos sobre el mercado y los consumidores….
El papel del detective no se quiere visibilizar en ésta problemática. El meollo merece ser explicado. Entre profesionales sanitarios que trabajan en inspecciones, despachos, hospitales, laboratorios y/o ambulatorios hay más casos de lo imaginado de desvío de pacientes, inflar lista s de espera, actuar privadamente en horario laboral o en centros públicos, o bien trabajar en ‘la privada’ sin pedir la compatibilidad con el consiguiente agravio de colegas.
En Ayuntamientos, diputaciones, autonomías y/o empresas públicas hay quienes trabajan dignísimamente por las mañanas o a turno. Por las tardes atienden negocios con actividades concurrentes a las matinales. Entre jubilados precoces militares, policías, guardias civiles cobrar dinero público adopta eufemismos (reserva ‘activa’, ‘segunda actividad’, ‘disponible sin destino’, ‘excedente forzoso’..) los hay con negocios ‘incompatibles’. Lo más sangrantes para los detectives es que, con o sin licencia, usurpan funciones sin pagar tributos, falseando datos o abusando de su ‘autoridad’ o contactos de cuando estaban activos. Esta Agencia, ante los incontables casos que ultimó sobre ‘incompatibles’ logró el éxito del acuerdo antes de entrar en salas judiciales. También, la promesa de cese de la actividad agraviante para quien contrata al detective. Esta es una de las razones por las que este tema no se visibiliza demasiado. Los más listos, avaros o caraduras de la ‘incompatibilidad’ deberían de pedir la ‘excedencia’. Serán bienvenidos en la iniciativa privada. No puede ser teta y sopa. Cualquier duda, consulta o sugerencia puede plantearse, hasta anónimamente, al (+34) 629517471 o escribiendo a info@adaspain.com Será muy rentable eliminar la incompatibilidad de cualquier agravio que perjudica legítimos intereses. Ya no hay miedo al rancio ‘Vd. no sabe con quién está hablando’.

Detective Privado Divorcios en Sevilla