CENSURA SIGLO XXI

La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad, aunque se piense al revés (Antonio Machado)

La reciente historia española sólo refleja, y recoge, el mensaje del ganador bélico, del poderoso, del monopolio…. Los anglosajones lo definen como algo ‘políticamente correcto’. La discrepancia, la réplica o la crítica son sombras que apenas iluminan verdades oficiales, las que parecen únicas.

Desde lejos, desde atalayas neutrales, cualquiera que comulga con ruedas de molino acepta que no caben en la boca…. Además, son difíciles de tragar. Esa sería la opinión del detective que luzca licencia con orgullo. Justo lo que pensó el moribundo ‘Detective Reyes’, alter ego del firmante. El mismo que indagaba sobre mentiras e injusticias. Pero este sabueso promete resucitar con bríos nutritivos y optimistas. Aquel investigador de ficción no tiró la toalla.

El autor de Detectives.RIP se indignó con la realidad y crisis, en plural, que palpaba. Su rebeldía milita, veterana, frente a los abusos. Cuando autoridades y los poderosos laminan y limitan a los investigadores privados con normas y multas pocas manos se levantaron. Aquellas alarmas quedaron huérfanas. Muchos detectives, desgraciadamente, complacen a una policía que sirve a gobiernos, no a estados que le pagan.

Elaborar Detectives.RIP fueron dos años en soledad superando obstáculos y metabolizando silencios. Se construyó sobre verdades mayúsculas. Algunas confirmaron cloacas del poder y grandezas detectivescas. La tesis del libro fue avalada por Ley de Seguridad Privada y Ciudadana. La ya famosa ‘Ley Mordaza’, sucesora de ‘la patada en la puerta’, la recurrió ya hasta el sentido común. Se aplaude el consenso que mata alternativas.

Pero desde tiempos de Torquemada no conocía el autor de este volumen cuán sutil es la censura. Omnipresente en prensa por individuos que deciden la noticia la censura, su longa mano, está en bufetes demandando lo vacuo, en informáticos que ‘piratean’ o lacayos que hacen lo que sea por muy poco. La cosa está cruda. El escritor sólo insinúa, sugiere…

Detectives.RIP molesta por despejar cortinas de humo, por lo políticamente incorrecto. Discrepa de dogmas del pensamiento único. Su editorial lo retiró. Huía de una demanda ‘contra el honor’ por textos que aprobó su comité de lectura; su editora se plegó cual cobarde ante un reto. No quiso defender libertades cercada por picapleitos de iguala y bufete ‘cuota Litis’ capaz de defender hasta viudas del soldado desconocido. La demanda, al final, resultó un bluff. Se escondían ilegitimados que conocen calabozos. Sólo asustan a mediocres.

El problema de la censura-siglo-XXI en libros registra demasiados adeptos. Sus logros, trabajos inéditos o guillotinados, se aplauden tras estigmatizar al inocente o al superviviente que pisa callos. Pero la libertad de expresión pisotea con elegancia a los nuevos censores. Por cierto, menos ‘profesionales’ que antaño. Dan risa-pena. No invitan al funeral de su éxito. El placer de la lectura, y de la escritura, es otra cosa.

FICHA TÉCNICA

PUBLICACIÓN: PRIMER EDICIÓN, ENERO 2015
MEDIDAS: 15x21
ACABADO: RÚSTICA
IDIOMA: CASTELLANO
PÁGINAS: 480
AUTOR: JUAN-CARLOS ARIAS
ISBN: 978-84-943503-0-6

COMPRAR Detectives.RIP

PAPEL: 28 Euros, gastos de envío incluidos en España DEDICADO POR SU AUTOR
Ebook: 4 Euros
PAGOS: IBAN ES64.2100.7446.15.2200126195-AGRUPACIÓN DE AGENTES SL
CANALES DEL PEDIDO:
Conctáctenos en +34 954 275 023 y 629 517 471 o EMAIL info@adaspain.com
Correo Postal ADAS DETECTIVES C/ Sebastián Elcano 34 BAJO A, 41011 SEVILLA-ESPAÑA

Presentaciones de Detectives.RIP en distintas ciudades españolas